Dieta del arroz

Se utiliza preferentemente arroz rojo integral pero se puede emplear también arroz redondo integral.

Hay que tener en cuenta que las calidades de todos los ingredientes deben de ser lo más cuidadas posible, es decir usar productos ecológicos.

Para realizar esta dieta lo ideal es tomarla durante tres días mínimos, para una depuración muy amplia de nuestro organismo, y hasta 21 días en casos de cáncer.

Las reacciones de nuestro organismo pueden ser múltiples, pero ninguna debe ser considerada como negativa.

Hay dos maneras de comer el arroz pero en ambas las cantidades son las mismas.

Una de las formas es hacer cuatro comidas en el día, es decir, desayuno, almuerzo, merienda y cena masticando mínimo 100 veces cada bocado hasta hacer una leche y la otra es hacer bolas que se consumen desde el desayuno hasta la cena, masticando igual que en la forma anterior (mínimo 100 veces) contar una cada media hora, así hasta acabar con el arroz de cada día. Las bolas son de un tamaño aproximado a  una pelota de ping pong.

El gomasio se agrega cuando servimos el arroz, en el caso de optar por la primera forma y en el caso de las bolas, se rebozan con un poco de gomasio una vez hechas las bolas.

Sólo se puede beber durante el tiempo que hacemos esta dieta, agua hervida y sólo si tenemos sed, es decir, si tu cuerpo te pide puedes beber lo que necesites recordando siempre masticarla.
La consigna es, «beber lo que se come y comer lo que se bebe».

Las cantidades necesarias por día son:

200 o 250 grs de arroz crudo aproximadamente, comer lo que apetezca

Gomasio (sésamo tostado y sal marina)

Agua hervida

Tiempo de cocción del arroz:
Arroz rojo:
En olla exprés 35′, en proporción de dos medidas de agua por una de arroz.
En olla normal una hora, corroborar si esta bien cocido de lo contrario continuar cociendo hasta que esté bien blando. (el tiempo de cocción en olla normal depende de los fogones).
Estos tiempos de cocción son relativos ya que varia según los fogones.

Arroz redondo integral:
En olla exprés 30′
Estos tiempos de cocción son relativos ya que varia según los fogones.

No se agrega aceite ni ningún otro ingrediente en la preparación mientras hacemos esta dieta, de lo contrario no obtendremos los resultados deseados.

El gomasio ha de ser sin algas.
El arroz se cocina sin sal.
El agua para beber debe ser hervida más de 5 minutos y tapada, bebiéndose a temperatura ambiente
Tanto el agua como el arroz y el gomasio no deben guardarse nunca en la nevera, porque se vuelven yin y de lo que se trata en esta dieta es de ingresar solamente yang.

Nosotros hemos realizado esta dieta de las dos formas y sabemos lo que estamos hablando, es difícil de realizar, sabemos lo que cuesta, pero el resultado final es muy positivo.

Receta del gomasio
Ingredientes:
Sésamo crudo
Sal marina sin refinar

Preparación:
Se coloca el sésamo crudo en una cacerola de fondo grueso y de acero inoxidable a fuego fuerte, se mueven constantemente las semillas hasta que de ellas se vea salir un poco de humo, en ese instante se retira del fuego y se vierte en una bandeja para que se enfríe.
Para tostar la sal se coloca en una cacerola igual que para el sésamo y se somete a fuego fuerte removiendo hasta que cambie de color luego se retira a una bandeja para enfriar.

Proporciones de invierno:
Se echan en una termomix o en una máquina picadora la siguiente proporción.
11 o 12 cucharadas soperas colmadas de sésamo tostado más una cucharada sopera rasa de sal marina sin refinar, procesarlo hasta que las semillas se rompan y se integren con la sal (lo ideal sería utilizar un suribachi). Si se quiere más Yang se puede tostar la sal, sólo hasta que cambie de color.

Proporciones de verano:
El tostado es igual pero la proporción es variable, no es lo mismo el verano del Sur que el verano del Norte, así que un termino medio sería entre 15 y 17 cucharadas soperas colmadas de sésamo y una cucharada sopera rasa de sal marina sin refinar.

Efectos del gomasio en el organismo:

* En la sangre, el gomasio neutralizará la acidificación, en consecuencia alivia el cansancio.

* El gomasio establece un equilibrio estable y correcto de alimentos yin y yang en el cuerpo, aumentando por lo tanto, la inmunidad natural.

* El uso cotidiano de gomasio fortalece el organismo y ayuda a prevenir molestias. Usar una o dos cucharaditas en cada comida, sobre cereales, ensaladas, sopas, etc y se puede usar así o bien una cucharadita en un té bancha (té de tres años).

Su riqueza en sésamo, una semilla que aporta 6 veces más calcio que la leche y 5 veces más hierro que la carne, lo convierte además en un aderezo muy completo con casi un 20% de proteínas con unos 15 aminoácidos.

La concentración de minerales del sésamo, como el calcio, hierro, magnesio, sílice, zinc, cobre, cromo, etc hace del gomasio un condimento remineralizante.

Ayuda a tener una buena circulación sanguínea gracias a su contenido en omega 3 y omega 6.

Favorece la secreción de jugos gástricos y regula el intestino, suaviza el canal alimentario y actúa como laxante suave.

De fácil digestibilidad.

Contiene gran cantidad de lecitina que es una grasa fosforada nitrogenada que tiene la propiedad de ayudar a la elaboración de las hormonas sexuales es por ello un factor de juventud y un alimento excelente para los nervios y el cerebro ya que éste contiene un 28% de lecitina, numerosas personas registran carencia de esta sustancia, quien tenga dificultades de memoria o haya de efectuar grandes esfuerzos mentales se beneficiarán consumiendo diariamente gomasio.

Ayuda también a aquellos que sufren de depresión nerviosa.

Efectos del arroz integral en el organismo:

El arroz integral es el mejor alimento para consumir diariamente; es el grano que contiene más abundantemente vitaminas del complejo B y las más fáciles de digerir. Es beneficioso para el sistema nervioso y el cerebro y está indicado contra las alergias.

El germen del arroz integral contiene ácido fítico que ayuda a expeler los venenos del cuerpo e impide la formación de radicales libres responsables del daño oxidativo que puede ser causante de enfermedades degenerativas como el cáncer.

La mejor calidad de arroz es aquella que no presenta granos verdes ni de color oscuro; hay diferentes variedades: rojo,  Carolina, Blubonet, Yamani (arroz redondo); este último es muy bueno para consumir, sobre todo en los lugares de clima templado y frío.